domingo, 11 de mayo de 2008

UN CUENTO REAL


Disfruto mucho cuando estoy al volante, para mi, el conducir es muy relajante, pero no por eso dejo de poner atención a todas las medidas de seguridad; cada día que pasa incremento mas y mas mis habilidades al volante, incluso estoy pensando en conseguir mi propio vehículo, pues me estoy cansando de lidiar con el pésimo transporte público de Guadalajara.




¡Es divertido conducir de noche! Aunque prefiero hacerlo en el día porque se aprecia mejor a los vehiculos contiguos y hay menos probabilidades de involucrarse en un accidente, aunque la verdad yo soy muy cuidadoso como para verme involucrado en alguno.




Recuerdo que era ya muy entrada la noche y yo aún seguia conduciendo sin rumbo por la ciudad, ya nadie caminaba por las calles, solo uno que otro vehiculo.


La siguiente historia es un pequeño cuento, la primera parte de solo Dios sabe cuantas, pero un cuento verdadero, todo lo que dice el relato ocurrió, pero quizás enfocado desde un punto de vista diferente al que tuvieron algunos de los protagonistas; de hecho se puede decir que yo no participo en la historia. (Puras mentiras, ¡yo soy el narrador! Todo lo que dice es acerca de lo que me ocurrió o que creí que me ocurrió.)
.
.
.
Amor y Desamor, casi siempre el primer amor es el verdadero.
Aquel día mi corazón sangraba, pues tu afilado desdén acaeció en mi pecho y causome una herida de gran dolor. Ahí quede tirado y maltrecho, implorando a Dios con lágrimas detuviera mi sufrir… nunca pude entender y sigo sin lograr aún comprender, porque tú, la Reina de mi ser no deseaba recoger el querer y amor que yo tanto destilaba; multitud de preguntas surgieron en mi mente; preguntas que quería hacerte en ese mismo momento:
-¿No soy tan agradable como creía que tú pensabas?
- o es que quizás… ¿En verdad prefieres compartir tu vida con el Ángel que maldigo?
- Tu dices que no.
- Yo digo que sí.
-Por lo que veo, creo que… me deje llevar por la ilusión.
Quise, pero no pude articular ninguna pregunta, pues en ese momento solo deseaba abandonar aquella fría habitación de azulejos, pues no quería que tus ojos cafimieles viesen a los míos derramar lagrimas amargas por ti, por eso trate desviar la mirada dando media vuelta, me despedí de espaldas, y salí tan pronto pude de aquella fría habitación, la cual veo tu corazón no le desagrada.
-Mi mundo se ha acabado esta mañana- pensé cuando me marchaba; no podía imaginar que errores había yo cometido, lo único que supe con certeza en ese momento fue que… había perdido.
Cada día que yo te veía el dolor sentía que renacía; pero me propuse tratar de olvidarte, por un instante parecía que no podría, pero poco a poco el dolor disminuía. Ahora, no se si quiero algún día erradicar tu recuerdo por completo, no me he decidido, pero debo hacerlo, porque ¿sabes?... parece que mi ilusión a renacido, no por ti… claro, sino por alguien mas; no se por que, pero siento muy dentro de mi corazón que en esta ocasión mi amor pudiera ser correspondido; pues ¿sabes?, ella un día me dio a beber un trago del agua de su corazón, y ¿sabes que mas?... me gusto, con ella hice lo que contigo nunca quisiste que hiciéramos. Pasamos una tarde maravillosa juntos, como dos enamorados, todo esto bajo la mirada de Aránzazu; pude ver que tanto ella como yo lo disfrutamos, fue tan placentero, nunca había sentido aquel calor que mi cuerpo emanaba, creí que por un instante mi corazón se consumiría en llamas, pues allí, los dos juntos, tan juntos, sentía que su aliento avivaba mas ese fuego, ¡Oh Dios mío, pero cuan bello puede llegar a ser un momento!...
Recuerdo que días antes me propuso, en una laguna de tiempo que encontramos, a descansar sentados sobre el opaco pasto y bajo la sombra de un melancólico árbol; aquella fue la primera ves que nuestros cuerpos se tocaron, fue algo tan simple, pero tan duradero, que su calor quedo atrapado entre mis carnes, quise mi mano sobre su espalda acariciar un prolongado instante, pero mi estupidez, como siempre, me lo echo a perder; pensé que era muy pronto para hacerlo, pero ahora que lo pienso, me arrepiento.
Ahora, también recuerdo que aquella hermosa tarde-noche de Aránzazu, fue la ultima ves que estuvimos juntos; no la he vuelto a ver; se que muy pronto nos volveremos a encontrar, pero no se si llegare a ese día sin volverme loco pues ella no esta. Espero poder verla pronto, solo espero que cuando yo la busque, ella se encuentre en ese lugar, allí, donde yo la conocí.
Así que, ¿Cómo ves?, parece que puedo vivir sin tu recuerdo, parece que puedo vivir sin ti, encontré a alguien mas… ¡TAN SOLO MENTIRAS!... ¡Yo no puedo vivir sin ti!, esta historia que acabo de contarte, resulto ser tan solo un castillo construido en las nubes con cimientos de vana ilusión; mi consuelo fue más mi desdicha, pues déjame decirte, que ella en realidad resulto ser una sirena que con su canto me embelesó y me condujo a estrellar mi corazón en la falsa esperanza, tan falsa como ella misma. Que tonto fui, yo debí haber luchado de verdad por tu cariño, y no solo suponer tu desprecio, nunca debí haber intentado buscar cariño en otros brazos, ahora lo he pagado caro, te quiero contar como sucedió mi engaño, te quiero contar que aún te quiero, es mas, nunca deje de quererte, pero ahora quiero llegar a quererte mas de lo que ya te quiero. Ahora ya no puedo, son muchas emociones por un día, pero te aseguro que seguiré con mi relato en otra ocasión, ¿Cuándo?... no lose, pero aguarda mi relato por favor, hasta la próxima ves.